DestacadasNotas de Opinión

Un Maquinón en los parques

Tuvimos un encuentro con la Orquesta Ruíz Piombo y El Maquinón, cuando está por ver a la luz su primer material, grabado en este 2021.

Nos llegó a Con Fervor información y material de una orquesta particular, con una gran vivacidad, que sacude en plena pandemia. Quizá, estemos más necesitados que nunca de la salsa, el son y todo lo cubano, pero, lo cierto es que uno empieza a escuchar a estos músicos y músicas y comienza a mover los pies, sabiendo que esa es una de las mejores sensaciones que podemos sentir. La música caribeña es un gran antivirus contra la tristeza y espanta a la soledad.

Uno recorre parques y plazas de Buenos Aires y se puede topar con más de una sorpresa. Quedarse recordando, frente a una vieja y melancólica calesita, mirar un picado de fútbol barrial jugado a todo o nada, una rueda de nenes y nenas extasiados frente a un payaso atemporal o quedarse perplejo frente a una agencia de viajes musical, que, de un saque, lo lleva a uno a pleno corazón de Cuba. Esta última tarea no es nada sencilla. Si bien, el viaje es veloz y no hay tiempo para pensar o temer, no es menos cierto que uno andaba por ahí pisando fuerte el suelo y creyéndose alejado de los sueños. Pero, la Orquesta Ruíz Piombo y El Maquinón se encarga de poner en el piso una energía que le habla a los pies, trepa por las piernas y, cuando uno menos lo espera, está en el deseo de bailar desenfrenadamente. El Parque Saavedra, la histórica Plaza Francia y la tradicional Feria de San Telmo saben de estas sensaciones, le hacen de marco a este grupo de gente que se dedica a la música y al transporte. Recrean un repertorio de salsa y timba que recorre los últimos veinte años de la música de Cuba.

El salvaje bloqueo del cual son víctimas los cubamos, desde hace más de sesenta años, no puede frenar, a pesar de todo, el despliegue por el mundo de una música cargada de potencia popular, de historia y de identidad, que quiebra toda frontera, toda prohibición. Esta orquesta, formada por 14 integrantes, ha sabido captar esa magia caribeña y, con cierta impronta local, le puso un toque original a unos ritmos que parecían cerrados ¡Qué buena noticia que, en los parques, uno pueda escuchar este tipo de música! Y esto es patrimonio de una decisión de los músicos y las músicas que toman el espacio público y lo transforman en una playa de deleites.

Hay un mérito enorme en esta agrupación, a mi criterio, y es que, al margen de ser grandes ejecutantes, le ponen un énfasis a su trabajo que asombra. No es nada sencillo hacer este tipo de música desde un país lejano, cercano en el afecto, pero, distante en los mapas. No es fácil consustanciarse con este estilo, con este swing y poner, en cada nota, en cada figura, el condimento necesario como para que esa vitalidad tan particular explote. Y vaya si este grupo de músicas y músicos lo logra, uno los escucha y, de inmediato, siente el llamado ancestral del baile.

La orquesta Ruíz Piombo y El Maquinón se formó en el mes de agosto de 2020. Es una banda joven, con una amplitud de edades en sus integrantes, que provienen de lugares distintos: un chileno, un australiano -que se enamoró de estas tierras y eligió quedarse- y un cubano. Mezclados con argentinos, que venían de otras corrientes musicales y decidieron embarcarse a recorrer estas aguas inquietas.

La agrupación la integran: Lautaro Ruiz Piombo (piano, coros y dirección), Lautaro Navarro Toro (bajo), Owen Salome (flauta traversa y saxo barítono), Nahuel Millenar (trombón), Francisco Castro (trombón), Leonel De Francisco (trompeta), Juan Martínez (trompeta), Francisco Cetta (saxo tenor), Julián Osuna (voz y güiro), Teresa Fiorenza (voz y accesorios), Leandro Farías Larrosa (voz), Thomas Valls (timbal), Eric Cubas (congas) y Noelia Sarquiz (bongó y campana).

El repertorio que presentan es variado, va desde folclore tradicional cubano (rumba, son y guaguancó), pasando por grandes compositores, como Elito Reve, Celia Cruz, Manolito Simonet y Juan Formel, hasta temas propios. La orquesta es el momento cúlmine del evento. También, participan profesores de baile y un dj, intentando crear un ambiente similar al de los festivales salseros que se realizan en Cuba, Puerto Rico y Colombia. El presente de la orquesta es más que auspicioso. En plena época de pandemia, se encuentran grabando su primer material en estudio, el cual estará listo en octubre de 2021. Consta de un arreglo original del tema Azúcar, de los Van Formal, el cual será presentado junto a un video clip filmado en Pista Urbana.


Jorge Garacotche es músico, compositor, integrante del grupo Canturbe y miembro de AMIBA (Asociación Músicas/os Independientes Buenos Aires).

Comentarios de Facebook

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cerrar
Ir a la barra de herramientas