ComunasDestacadas

Mi barrio cumple 151 años

El barrio de La Boca, ubicado en la Comuna 4 de la Ciudad de Buenos Aires, se distingue por su vitalidad, alegría y bohemia. Marcada desde sus inicios por la gran heterogeneidad de sus habitantes, que se reflejaron en sus conductas cooperativas, artísticas, culturales, laborales, sociales y económicas.

Recordemos que, un 23 de agosto de 1870, el barrio La Boca del Riachuelo de los Navíos logró su autonomía, al crearse el Juzgado de Paz. En el 2002, se instituyó el Día de La Boca por la Ley 944, aprobada por la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires.

Esta impronta de ser el primer puerto de Buenos Aires, ubicado en la Vuelta de Rocha, en el mercado de Barraca Peña y en los astilleros de la vuelta de Badaracco, iluminó, con su dinámica, al barrio, cuando atracaban los barcos colmados de mercancías y contrabandos. Los hombres salían corriendo de sus hogares alertados por los gritos con acento italiano: ¡llegó el barco!, ¡a estibar bolsas!, el silbato del tren marcaba el ritmo de la faena. Los vendedores ambulantes vendían sandías, empanadas y pizza. Se dibujaba un mundo fellinesco al son de acordeones y canzonetas (canciones napolitanas).

Estas duras jornadas laborales, allá por el 1900, se coronaban con un mate o un tinto compartido entre risas y debates. Dichos encuentros, fueron el nido ideológico de las agrupaciones culturales, sindicales, deportivas, políticas y artísticas. Se produjo una alquimia comunitaria cultural entre los inmigrantes y los criollos.

Rememoramos la peluquería de Don Nuciforo, ubicada en la calle Olavarría, donde se armaban tertulias que intentaban resolver el destino del mundo. Ahí, el joven Benito Quinquela Martín entregaba la bolsa de carbón y escuchaba los ardientes debates entre pintores y músicos.

Destacamos que Quinquela Martín fue un gran visionario barrial, ya que inventó Caminito y el museo al aire libre. Su pasión boquense lo llevó a comprar, construir y donar la Escuela-Museo, el Hospital de Odontología para niños, el Teatro La Rivera, la Escuela Técnica de Artes Gráficas y el Lactarium.

Día del niño en el Barrio Chino. Foto: Maggi Persíncola.

Vemos que, en esta pandemia, en el barrio de La Boca, se agudizaron las problemáticas históricas: la falta de agua, de vivienda, alimentos, conectividad, contaminación del Riachuelo, la prohibición de la navegabilidad, el avance de la gentrificación, etc.

Empero, sus habitantes siguen manteniendo la tradición de organizarse y defender sus causas. Por ejemplo, la Agrupación Vecinos de La Boca, hace años, sostiene un trabajo social y cultural. También, el Club Regatas Almirante Brown (CRAB), nacido en 1925, mantiene su derrotero en lucha deportiva, política y ambiental remando en el Riachuelo.

Cabe mencionar que el grupo Vicente Walter Presente sigue defendiendo el arte y el patrimonio cultural barrial. Se suma la Asamblea del Consejo Consultivo Vecinal de la Comuna 4, que, desde una perspectiva democrática, apoya los intereses barriales.

También, las organizaciones barriales buscan concretar un proyecto turístico, sustentable e inclusivo, con un Riachuelo navegable y limpio para todas y todos.

El barrio de La Boca insiste en sembrar solidaridad y cooperación.

Por eso, las/os invitamos a todos y todas a la Fiesta Boquense virtual, que se realizará el lunes 23 de agosto a las 19hs., donde habrá espectáculos artísticos en vivo. Podrán verlo gratis por el Facebook Live del Centro Cultural El Puente: www.facebook/centroculturalelpuente

Comentarios de Facebook

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cerrar
Ir a la barra de herramientas