Política Cultural

El arte en el espacio público no es un delito

Fuerte oposición del FAAO y otras organizaciones culturales a la reforma del Código de Contravención presentada por el PRO en la Ciudad de Buenos Aires

El FAAO (Frente de Artistas Ambulantes Organizados) es una Asociación Civil que nació en mayo de 2014 y se constituyó como tal en el año 2015. Desde el 2006, venimos defendiendo el derecho al arte en el espacio público y, a partir del 2012, comenzamos a presentar proyectos de ley en la Legislatura Porteña. Los cuales no han prosperado. Asimismo, nos hemos ocupado en la tarea de acompañar a nuestras y nuestros colegas en diferentes situaciones.

A pesar de que la ciudad de Buenos Aires cuenta, aproximadamente, con 3300 artistas callejeros y callejeras, que van desde malabaristas, titiriteros y titiriteras, clowns, payasas y payasos, muralistas, músicas y músicos, actores, actrices, estatuas, bailarines y bailarinas, etc., una parte asiste a nuestras asambleas y otras y otros, sólo, acompañan nuestras acciones.

Entendemos que el arte en el espacio público es un derecho que debe ser accesible, tangible y alcanzable para todas y todos. Lamentablemente, para el Gobierno de la Ciudad, el arte es mercancía, para nosotras y nosotros, es un derecho. Afortunadamente, contamos con la simpatía y el apoyo social al arte callejero en el espacio público. Asimismo, como colectivo cultural, concientizamos a ese público transeúnte, que se convierte en espectador o espectadora ocasional y que, al detenerse a compartir un momento con un o una artista callejero o callejera, se suma, automáticamente, a defender ese derecho.

Ilustración de Rubén Borré.
Ilustración de Rubén Borré.

Actualmente, está en tratamiento la reforma del Código Contravencional de la Ciudad de Buenos Aires, a través del proyecto 1664-J-18, presentado por el PRO, sin consultar a los y las artistas, que se ven implicados en dicho texto. Tomando en cuenta que habría un borrador para modificar el intento de penalizar, con hasta con cinco días de arresto, la actividad artística callejera, nos parece que la reforma en su totalidad genera un retroceso enorme, poniendo el acento en los edictos policiales y la represión, y produciendo un fuerte desaliento en los y las artistas. Ya que criminalizaría toda actividad en el espacio público, en lugar de implementar políticas públicas acordes a necesidades y realidades. Es un proyecto que pone el acento en lo restrictivo, ya que para que los y las artistas puedan actuar en espacios públicos deben obtener el permiso del Ministerio del Espacio Público y Ambiente del GCBA. Es innegable que existe un desprecio desde el oficialismo por la cultura independiente y autogestiva.

Por eso, desde el FAAO, a pesar de estar, de alguna manera, posiblemente exceptuados en esta reforma, pedimos la nulidad del proyecto en su totalidad. Decimos que estaríamos exceptuados, porque, tras tener reuniones con el ministro de cultura de la Ciudad y con el presidente de la Comisión de Justicia de la Legislatura Porteña, Enrique Avogadro y Daniel Presti, respectivamente, nos dijeron que las actividades artísticas en el espacio público serían exceptuadas de la reforma y que el artículo 85, que se refiere al arte callejero y a ruidos molestos, se modificaría, manifestando que la actividad artística en el espacio público no constituye una contravención. Repetimos que esto es un solo borrador, todavía.

Quienes quieran contactarnos por medio de las redes sociales pueden hacerlo a través de: Frente de Artistas Ambulantes Organizados, La Música en la Calle No es delito FAAO o Artistas del Subte FAAO.

Comentarios de Facebook

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cerrar
Ir a la barra de herramientas