DestacadasPolítica Cultural

El allanamiento al INCAA y una nueva operación contra el cine argentino

El pasado 23 de julio, por orden del Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional Federal Nº 7, el edificio de la calle Lima 319, sede central del Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales (INCAA), fue allanado a fin de obtener la totalidad de los expedientes administrativos originales en los que el organismo haya otorgado subsidios a partir del 15 de diciembre de 2019 hasta la fecha, incluidos los iniciados con anterioridad a la fecha mencionada.

El allanamiento fue en busca de documentación en el marco de una causa en la que se investigan supuestas irregularidades en la asignación de créditos a productoras por parte de la actual conducción, según indicaron fuentes judiciales.

La orden de presentación fue realizada por el juez federal Sebastián Casanello a instancias del fiscal federal Carlos Rívolo, quien tiene delegada la investigación, iniciada a partir de una denuncia formulada contra el titular del INCAA, Luis Puenzo, y otras autoridades, por la productora Cristina Agüero (Policía corrupto y La casa en la playa), una denunciante serial con antecedentes polémicos, que ostenta el particular récord de haber producido el único film nacional que recibió un subsidio del INCAA en la década del 90, pese a haber sido una película declarada “sin interés” por el Comité de evaluación.

De manera inmediata, el INCAA señaló que no está ni estuvo intervenido y que ante la medida efectuada la respuesta de las autoridades fue la de ponerse a total disposición de la justicia. “La información allanada es pública y está disponible en la página del organismo”, sostuvo a través de un comunicado.

Al respecto, el INCAA agregó, en su comunicación, que “cabe señalar que los pagos efectuados desde el comienzo de nuestra gestión fueron muchos, con los que honramos el pago de las deudas contraídas en ejercicios anteriores”. La mayor parte de los expedientes incautados no corresponden a subsidios otorgados en 2020, sino, a deudas de 2019 saldadas este año.

Entre ellas, explicó, se encuentra el pago al film animado El paraíso, que fue denunciado en un canal de televisión por, supuestamente, tener relación con el titular del Instituto, Luis Puenzo. Dicho pago corresponde al largometraje presentado en agosto de 2018 por Ziok SRL y Nomad All SRL. El 9 de mayo de 2019, la gestión del entonces presidente del INCAA, Ralph Haiek, lo declaró de interés. Y, el 29 de agosto de 2019, el mismo funcionario seleccionó 52 proyectos beneficiarios de anticipos de subsidios, entre ellos El paraíso. El pago fue ordenado el 13 de marzo de 2020, luego de que se diera por iniciado el rodaje el 5 de diciembre pasado.

Por ello, puntualizó el INCAA, la Unidad de Auditoría Interna, ante una consulta de la Sindicatura General de la Nación (SIGEN), contestó que Puenzo “no es integrante de las sociedades coproductoras del proyecto, beneficiarias del anticipo de subsidio otorgado”.

Estos son los expedientes que obran en poder de la fiscalía: http://www.incaa.gov.ar/wp-content/uploads/2020/08/Expedientes-incautados-digitales-y-en-papel.pdf

Por otra parte, las entidades que nuclean a los diferentes sectores de la industria del cine salieron a respaldar a Luis Puenzo y a su gestión. La Asociación de Directorxs de Cine PCI emitió un comunicado repudiando lo que denominó como un “nuevo intento por desprestigiar al cine argentino”. DAC (Directores Argentinos Cinematográficos) emitió un documento en el que señaló que “disipamos las nubes con que algunos, aprovechando la difícil situación que impone la pandemia, tratan de usar al INCAA para maniobras distractivas. Apoyamos totalmente a Luis Puenzo como legítimo representante institucional del cine argentino”.

Mientras que la Academia de las Artes y Ciencias Cinematográficas de la Argentina, “entidad amplia y plural, que nuclea a todos los artistas y técnicos de cine, expresa su apoyo incondicional a la continuidad de las políticas cinematográficas implementadas en el país desde hace muchos años y, en particular, a su presidente, el señor Luis Puenzo, alguien que goza del prestigio unánime de todo el sector, por su y trayectoria”.

Desde la Asociación de Autores de Fotografía Cinematográfica Argentina (ADF), expresaron su rechazo a “las tentativas de difamación y daño al INCAA”.

La Cámara Argentina de la Industria Cinematográfica se sumó al rechazo al allanamiento, al señalar “que intentan montar una campaña para deslegitimar al Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales y a sus funcionarios, y agraviar a productorxs y directorxs con el objetivo de desprestigiar la actividad ante la opinión pública”.

Asimismo, la Unión de Productoras de Cine repudió “enérgicamente los embates efectuados contra la actual gestión del INCAA y cualquier intento de desestabilizar y desprestigiar a una de las instituciones más importantes de la cultura argentina”.

Por último, la Comisión Directiva de la Asociación de Cronistas Cinematográficos de la Argentina expresó su repudio “contra la campaña de desprestigio originada contra la actual gestión del CAA y manifestamos nuestro apoyo al presidente del INCAA, Luis Puenzo, y demás autoridades”.


Juan Pablo Russo es periodista, crítico cinematográfico y coordinador del Área de Artes Audiovisuales del Centro Cultural de la Cooperación.

Comentarios de Facebook

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cerrar
Ir a la barra de herramientas