DestacadasNotas de Opinión

Prohibido olvidar

A 46 años del golpe de Estado y la dictadura cívico-militar que más daño causó a las/os argentinas/os, recordamos a las víctimas de desapariciones, torturas, persecuciones y exilios mediante la película Crónica de una fuga.

Israel Caetano fue el elegido para llevar a cabo una realización más que importante, para rememorar los años de terror que se vivieron bajo la última dictadura que vivió nuestro país. Basado en el libro Pase libre: La fuga de la Mansión Seré, Caetano realizó la adaptación, en un guion donde se visibilizan los horrores vividos por Claudio Tamburrini y un grupo de detenidos, ilegalmente, en la residencia establecida en los límites de Castelar e Ituzaingó, Provincia de Buenos Aires.

Todo comenzó cuando Claudio, un joven estudiante de filosofía y arquero del Club Atlético Almagro, fue secuestrado por una cuadrilla paraestatal, de las tantas que constituían el aparato de persecución ideológico que tenía, por entonces, el gobierno de facto. Así es como, en noviembre de 1977, fue llevado a la Mansión Seré, un centro de detenciones clandestinas que funcionó desde finales de 1976 a principios de 1978.

La realización, que cuenta con las destacadas actuaciones de Rodrigo de la Serna, Pablo Echarri y Nazareno Casero, entre otras/os artistas, muestra, crudamente, las torturas, técnicas de ablandamiento, degradación y angustias padecidas por los reclusos. Relata, a su vez, las diferentes técnicas de supervivencia que encontraron los protagonistas para poder sobrevivir al calvario: desde aferrarse a la fe, congraciar con los secuestradores al mando, así como, en algunos casos, “cantar” o “vender” a otras/os militantes, con tal de salir lo más rápido de su prisión.

Sin embargo y como ya anuncia el título de la película, finalmente, se produce la fuga de la Mansión y, esto, no fue más que una medida desesperada ante el paso de los días, la incertidumbre, las noticias que se corrían entre ellos mismos y las suposiciones que se iban elucubrando, desde la esperanza de poder salir, hasta la certeza de que iban a ser asesinados.

Crónica de una fuga fue estrenada el 24 de marzo de 2006. Contó, asimismo, con la actuación de Guillermo Fernández, uno de los cuatro hombres que lograron escapar (interpretado por Nazareno Casero), quien, tras lograr su huida y posterior exilio, se dedicó a la actuación y participó de esta película, encarnando el papel de El juez, un hombre de importante rango que decidía sobre la vida de los reclusos.

La película se puede ver vía streaming, mediante las diversas plataformas, así como también en YouTube. Dura casi una hora y media y, sin dudas, es una importante herramienta cultural para seguir exigiendo Memoria, Verdad y Justicia.


Alex Arellano es periodista. Vive en Recoleta, Comuna 2, CABA.

Comentarios de Facebook

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cerrar
Ir a la barra de herramientas