Cultura y espectáculosDestacadas

Natalia Carmen Casielles: “Todo espacio cultural es político y nos permite reflexionar”

Entrevistamos a Natalia Carmen Casielles, actriz, escritora, directora y productora, sobre la segunda edición del Festival Monoblock; a realizarse del 10 al 15 de marzo en el teatro Abasto Social Club (Yatay 666, CABA).

Fervor: ¿De qué se trata el Festival?

Natalia Carmen Casielles: El Festival Monoblock tiene su mirada puesta en el formato monólogo. Se desprende de un ciclo que estuvo durante cinco años en el Abasto Social Club. Junto a dicho teatro, Liliana Weimer y Valeria Casielles, a partir del año pasado, lo  relanzamos en formato festival. Las obras seleccionadas formarán parte de las cuatro funciones del Festival. También, el evento contará con clases abiertas y gratuitas. Este año estarán a cargo de Valeria Correa, Laura Paredes, Eugenia Pérez Tomas, Sol Pavéz y Cristian Drut.

F: Contanos el proceso de selección de obras, ¿contó con una convocatoria abierta o fue con jurades?

C: Fue una convocatoria abierta, donde se presentaron alrededor de 130 monólogos.  Martín Flores Cárdenas y Juan Ignacio Fernández, junto conmigo, conformamos el jurado y seleccionamos los diez monólogos que formarán parte del Festival. Nos reunimos varias veces y debatimos acerca de los mismos, siempre, teniendo en cuenta las diversas formas de abordar un monólogo, las búsquedas, lenguajes y estéticas. También, fue importante seleccionar equipos de trabajo que tengan diferentes experiencias y recorridos.

F: ¿Cómo surge la iniciativa de armar un festival de monólogos?

C: El Festival se desprende de un ciclo que, bajo el mismo nombre, estuvo durante cinco años en el Abasto Social Club. El ciclo surgió con la intención de indagar sobre el lenguaje y la necesidad de reunirnos a hacer teatro e intercambiar experiencias. En  su momento, lo había pensado para unos pocos meses, pero, comenzamos a desbordar de pedidos para participar y se prolongó por años. Luego, sentí que se había agotado la instancia de ciclo y, desde el 2019, resurgió en formato Festival, con apoyo de Mecenazgo y Proteatro. El Festival brinda talleres libres y gratuitos, consta de funciones y edición de un libro. Asimismo, realizamos registro en video y fotos, que formarán parte de un archivo que estamos conformando.

F: ¿Los textos dramáticos serán editados y publicados?

C: Sí, en una antología, por Libros Drama. Esta edición contará con interesante prólogo de Ariel Farace.

F: ¿Creés que es un género que ha tomado relevancia, en estos últimos años, en la juventud?

Foto: Lía Bianchi.

C: Creo que siempre estuvo vigente el monólogo. Es parte del hueso teatral. Claro que se va renovando con el estímulo de los diversos lenguajes y formatos que lo van afectando, con los contenidos y las formas. Las preguntas base en un monólogo son: ¿a quién habla?, ¿quién lo escucha? y, por último, ¿lo escuchan? Es un  estado puro de soledad escénica plagado de fantasmas, que se asemeja a ciertos posteos en redes: monólogos abiertos, dichos al vacío de las pantallas. La juventud, si definimos por orden de edad, nada en un monólogo constante y muchxs lo llevan al lenguaje escénico de manera contundente.

F: ¿Cómo fue la recepción del público en la primera edición del Festival?

C: Muy buena, excelente, hermosa. Todos calificadores que van para esa dirección. Participó mucha gente y fue altamente interesante. Esperamos que suceda lo mismo en esta nueva edición

F: ¿Cuáles son las expectativas para esta edición?

C: Que se acerque público, tanto a las funciones como a los talleres, y que se den a conocer las obras, para brindar impulso a los nuevos artistas. Ya que el Festival tiene como premisa la convivencia de teatristas emergentes, con otrxs que ya tienen su recorrido.

F: ¿Creés importante gestionar y fomentar festivales del circuito independiente?

C: Sí. Todo espacio que fomente la cultura es importante. El año pasado, realizamos la primera edición del Festival dentro de un marco nefasto de gobierno en todos sus niveles. Cuando nos querían borrar del área teatral, cuando nos querían borrar la memoria, cuando nos querían borrar a nosotres, ahí, estuvimos poniendo nuestras voces y cuerpos para sobrevivir. Todo espacio cultural es político y nos permite reflexionar, generar relatos, lazos y tratarnos con códigos anticapitalistas.

F: ¿Cómo te parece que ha logrado sostener espacios alternativos ante un medio sociopolítico que estuvo sumergido en una profunda crisis y que, ahora, está tratando de salir de ella?

C: Mediante la resistencia, los lazos, la memoria, las luchas políticas y la ternura.

Proyectos seleccionados 2020:

Arde Notre Dame, de Ana Clara Schauffele.

Selektion, de Juan Pablo Barrios.

El valle de la lágrima, de Julieta Desmarás.

Poros, de Laura Sbdar.

Los pies mojados, de Gabo Baigorria.

Serena Williams, de Lucas Sánchez.

Zelda, de Jorge Luis Drechsler.

Suyay, de Pilar Ruiz.

No duerme, de Verónica McLoughlin y Juliana Muras.

¿De qué vamos a hablar cuando ya no hablemos de la muerte?, de Jimena Aguilar.

Del 10 al 15 de marzo en Abasto Social Club, Yatay 666, CABA. Localidades: $250

Más información sobre talleres: festivalmonoblock@gmail.com

Web: abastosocialclub.com/monoblock

fb: /abasto.socialclub

in: /festivalmonoblock

#Monoblock2020

Comentarios de Facebook

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cerrar
Ir a la barra de herramientas