DestacadasNotas de Opinión

La UBA cumple 200 años

Hace unos años comencé a cursar, en la Universidad de Buenos Aires, la carrera de Artes. Un mundo se me abrió. Pude acceder a nuevos aprendizajes, conocimientos e información. También, conocer diferentes maneras de relacionarse con compañeras/os, profesoras/es y administrativas/os. Ingresé en la dinámica de asistir a las clases, debatir, estudiar y compartir. Tomé conciencia de esta gran oportunidad, vale decir, estudiar en un ámbito democrático, libre y gratuito. Me sentí una privilegiada.

Es por ello que, hoy, quiero celebrar: ¡La Universidad de Buenos Aires cumple 200 años!

Recordemos juntas/os que, en la iglesia de San Ignacio de Loyola, un 12 de agosto de 1821 aconteció una gran ceremonia, encabezada por el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Martín Rodríguez, y su ministro de gobierno, Bernardino Rivadavia; quienes fundaron la Universidad de Buenos Aires. Se nombró como rector a  Antonio María Norberto Sáenz, que era sacerdote, político argentino y había firmado la Declaración de la Independencia de Argentina en 1816. La Universidad comenzó a funcionar en la Manzana de las Luces, lugar icónico de nuestra historia.

La Manzana de la Luces.

En general, los orígenes dejan huellas en los recorridos de las instituciones. Podemos decir que, hoy, la UBA es autónoma, libre, laica y gratuita.

Además, está conformada por trece facultades, la Escuela Superior de Comercio Carlos Pellegrini, el Instituto Libre de Segunda Enseñanza, el Colegio Nacional de Buenos Aires, la Escuela de Educación Técnico Profesional de Nivel Medio en Producción Agropecuaria y AgroalimentariaFacultad de Ciencias Veterinarias,​ ocho centros universitarios regionales, el Centro Cultural Ricardo Rojas, la Editorial Universitaria de Buenos Aires (EUDEBA), el Cine Cosmos, dieciocho museos y cinco unidades asistenciales. Enarbola en su haber cuatro premios noveles: Carlos Saavedra Lamas, Bernardo Houssay, Luis Federico Leloir y César Milstein.

En la historia de la UBA, vemos su gran poder de resiliencia al sobrevivir a los ataques de las dictaduras militares. Luchas cuerpo a cuerpo sostenidas por estudiantes, docentes y no docentes.

La UBA pudo evolucionar, reflexionar y generar cambios, como la reforma de 1918, con la iniciativa estudiantil denominada el “Grito de Córdoba”, que propuso democratizar la Universidad. Así lo lograron.

Aunque, la UBA fue interpelada, censurada y reprimida, siempre pudo renacer. Abrir sus alas como el ave fénix. Reinventándose, por ejemplo, después de 1985, con una nueva estructura democrática que mantuvo su perfil de gratuidad y libertad.

Actualmente, la Universidad de Buenos Aires se ubica en el puesto 66° en un ranking global de mil universidades.

Ya han pasado 200 años de luchas, estudios, vanguardias y reformulaciones.

Brindemos por una Universidad para todas y todos, que forme personas libres, capacitadas integralmente y comprometidas con nuestra sociedad.

Estudiantes de la Facultad de Filosofía y Letras de la UBA.

Comentarios de Facebook

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cerrar
Ir a la barra de herramientas