DestacadasNotas de Opinión

El duende de tu son…

Aníbal Carmelo Troilo nació en Buenos Aires, 11 de julio de 1914, en la calle Cabrera 2937, entre Anchorena y Laprida (en pleno barrio del Abasto),​ pero, desde los ocho años de edad (después de la muerte de su padre) vivió en Soler 3280, entre Gallo y Agüero.

Sus padres se llamaban Felisa Bagnoli y Aníbal Troilo. Se habían casado en la iglesia de Balvanera, el 11 de noviembre de 1909. Su padre le pondría el seudónimo de Pichuco, nombre por el cual llamaban a uno de sus mejores amigos; el apodo podría ser una deformación del napolitano picciuso, que significa llorón. Tuvo dos hermanos, un varón, Marcos, y una mujer, Concepción, que murió a corta edad.

Durante su niñez, Troilo escuchaba tocar el bandoneón en los bares de su barrio. A los 10 años, convenció a su madre para que le comprara su primer bandoneón. Felisa lo compró a 140 pesos de entonces, a pagar en 14 cuotas de 10 pesos. Pero, luego de la cuarta cuota el vendedor desapareció y nunca reclamó el resto.

Un año después, en 1925 (cuando contaba con 11 años de edad), Pichuco realizó su primera actuación en un bar pegado al Mercado de Abasto (el mercado central de frutas y verduras de Buenos Aires). Más tarde, integró una orquesta de señoritas. A los 14 años, ya había formado un quinteto.

Foto: Archivo de la familia Torne (sobrinos nietos de Zita Troilo, esposa de Aníbal).
Foto: Archivo de la familia Torne (sobrinos nietos de Zita Troilo, esposa de Aníbal).

Estudió hasta tercer año en la Escuela Superior de Comercio Carlos Pellegrini.

En diciembre de 1930, fue contratado para formar parte del famoso sexteto del violinista Elvino Vardaro, el pianista Osvaldo Pugliese y Alfredo Gobbi (quien era, apenas, el segundo violín del conjunto, pero, más tarde, se haría célebre como director de orquesta). Allí, tuvo como compañero a Ciriaco Ortiz, de quien Troilo, más adelante, se consideraría deudor. Ese sexteto no realizó ninguna grabación discográfica.

Troilo pasó por numerosas orquestas, entre otras, las de Juan Pacho Maglio, Julio de Caro, Juan D’Arienzo, Ángel D’Agostino y Juan Carlos Cobián.

Foto: Archivo de la familia Torne (sobrinos nietos de Zita Troilo, esposa de Aníbal).

 

El bandoneón

 

El bandoneón es un instrumento musical de viento, libre (o de lengüetas libres) a fuelle, de la familia de la concertina, de forma rectangular, sección cuadrada y timbre particular. Su nombre original, en alemán, es bandonion, pero, su castellanización, en el Río de la Plata, estableció la palabra bandoneón para denominar al instrumento en castellano.​

Fue diseñado, inicialmente, en Alemania, como evolución de instrumentos de lengüetas sueltas anteriores, como la concertina u otros. Se dice que su uso fue, inicialmente, como órgano portátil para ejecutar música religiosa; de ahí su sonido sacro y melancólico.

Al llegar al Río de la Plata, de la mano de marineros e inmigrantes, fue adoptado por músicos de la época y fue así como colaboró en la formación del sonido particular del tango rioplatense, constituyéndose en un verdadero símbolo de este.

Foto: Archivo de la familia Torne (sobrinos nietos de Zita Troilo, esposa de Aníbal).

 

El Bandoneón

Ese pajarraco Wagneriano

Que extravió su pasaje de regreso hacia Alemania

Porque presentía que en Buenos Aires

Iba a nacer Pichuco.

(Poema de Horacio Ferrer)

 

El debut con su propia orquesta

 

El 1 de julio de 1937, con 23 años de edad, Aníbal Troilo debutó con su propia orquesta, en el cabaret Marabú, sito en la calle Maipú 359, de la Ciudad de Buenos Aires.

Un cartel anunciaba en la puerta de entrada: «Todo el mundo al Marabú, la boîte de más alto rango, donde Pichuco y su orquesta harán bailar buenos tangos».

Aquella orquesta estaba integrada por Aníbal Troilo, Juan Miguel Rodríguez (Toto) y Roberto Gianitelli (bandoneones); Reynaldo Nichele, José Stilman y Pedro Sapochnik (violines); Orlando Goñi (piano); Juan Fasio (contrabajo). Cantor: Francisco Fiorentino. Durante ese año, Reynaldo Nichele es remplazado por Hugo Baralis.

En 1938, Aníbal Troilo y su Orquesta típica ingresan a los estudios del sello Odeón para grabar para dos tangos: Come il Faut, de Eduardo Arolas, y Tinta verde, de Agustín Bardi. Estos registros fueron realizados el 7 de marzo de 1938 y fueron los únicos que se registraron para esa empresa discográfica.

Recién en el año 1941, retornarían a un estudio de grabación, pero, esta vez, para el sello RCA Víctor. Entre los años 1950 y 1956, grabaría, para el sello nacional TK, para retornar luego a RCA Víctor. La orquesta de Aníbal Troilo dejó 485 registros sonoros con diversas formaciones hasta el fallecimiento de su director, el 18 de mayo de 1975.

Foto: Archivo de la familia Torne (sobrinos nietos de Zita Troilo, esposa de Aníbal).

 

Dice Néstor Pinsón sobre Aníbal Troilo en TodoTango.com

Fue uno de esos contados artistas que nos hacen preguntar qué misterio, qué magia produjo semejante comunión con el público. Como ejecutante del bandoneón no fue un estilista, como Pedro Maffia; ni un virtuoso, como Carlos Marcucci; ni un creador múltiple, como Pedro Laurenz; ni un fraseador, como Ciriaco Ortiz. Pero, de todos tuvo algo y fue, fundamentalmente, él mismo, personalidad y sentimiento en la expresión. Como director de orquesta, cultivó un estilo netamente tanguero, equilibrado, sin efectismos y de buen gusto. Supo rodearse de los mejores ejecutantes de acuerdo a sus ideas musicales; eligió buenos cantores que, a su lado, invariablemente, dieron lo mejor de sí, a punto tal que, una vez alejados de su orquesta, a lo sumo parcialmente y por poco tiempo, rindieron al mismo nivel. Supo, además, elegir el repertorio sin doblegarse ante las imposiciones de las empresas grabadoras. Finalmente, fue un inspirado compositor, creador de temas que perdurarán, lo mismo que sus versiones de obras ajenas, transformadas en clásicos a través del tiempo.

 

Día del bandoneón

 

El 13 de abril del año 2000, la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires sanciona la Ley 366, que decreta el 11 de julio como Día del Bandoneón. La fecha elegida para tal homenaje es coincidente con el nacimiento de Aníbal “Pichuco” Troilo. El “Bandoneón Mayor de Buenos Aires”.

Quienes impulsaron la creación de esta ley fueron Francisco Torné, nieto de Troilo, y el poeta Horacio Ferrer, presidente de la Academia Nacional del Tango en ese entonces.

En el año 2005, el 11 de julio se conmemora el Día Nacional del bandoneón, declarado por el Congreso Nacional mediante Ley 26.035, que fuera sancionada el 18 de mayo de ese mismo año.

 

Fuelle

 

El 11 de diciembre del 2020, se inauguró una obra en homenaje al bandoneón mayor de Buenos Aires, Aníbal Troilo, creada por el artista Daniel Brandimarte.

La obra lleva por nombre Fuelle y está compuesta por un conjunto de placas de hierro que, dispuestas en forma de abanico, forman la figura de Troilo. Las placas encastradas se empotraron en una base de cemento que representa la caja del bandoneón. Si se la ve de frente, la forma recuerda el movimiento del metrónomo, que dicta el compás de la música, pero, a medida que el observador cambia el ángulo, va descubriendo la figura de Troilo con el clásico movimiento de subir y bajar la cabeza que hacía mientras tocaba.

La obra fue donada a la Ciudad de Buenos Aires por The Argentine Tango Society, entidad sin fines de lucro destinada a promover y preservar el tango tradicional argentino, con sede en Nueva York. La recepción pudo materializarse a través de un proyecto de Ley presentado en la Legislatura porteña por Omar Abboud, junto a María Luisa González Estevarena (Juntos por el Cambio), Roy Cortina (Partido Socialista) y María Rosa Muiños (Bloque Peronista).

Este homenaje de la Ciudad a la figura de Anibal Troilo, se encuentra en el Paseo Aníbal Troilo, sito en Diagonal Roque Sáenz Peña 950, entre Carlos Pellegrini y Suipacha.

Foto: Archivo de la familia Torne (sobrinos nietos de Zita Troilo, esposa de Aníbal).

Comentarios de Facebook

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cerrar
Ir a la barra de herramientas