Cultura y espectáculosDestacadas

A Miguel Ángel Asturias

Miguel Ángel Asturias fue amigo de mis padres. Cuando yo era un niño viajaba con mi madre a la casa de Asturias en Buenos Aires. Miguel Ángel vivía en Av. Libertador 218, Primer Piso. Todos los 25 de mayo, yo veía pasar por la Avenida los desfiles militares. Su mujer era Blanca Mora y Araujo. También, recuerdo a sus hijos Rodrigo Asturias y Miguel Ángel Asturias. Rodrigo, un día, se despidió y me dijo que se iba a combatir a Guatemala, nunca más lo volví a ver. Con Miguel Ángel (hijo) nos seguimos viendo. Recuerdo que Miguel Ángel Asturias, disciplinadamente, todas las madrugadas, se levantaba para escribir. También, invitaba a sus amigos para almorzar. En su casa, conocí a Elvio Romero, Rafael Alberti, Nicolás Guillén, Hamlet Lima Quintana, Augusto Roa Bastos, María Rosa Oliver y Atilio Jorge Castelpoggi. Miguel Ángel tenía una quinta en el Tigre, que se llamaba Shangri-lá. Con mi madre y con mi hermano Emilio, íbamos en verano los fines de semana. Asturias nos llevaba a nadar con él sobre las aguas del río Capitán. Era impactante andar por el río con un hombre tan grande y que podía llevarnos flotando, a nosotros, que éramos tan niños.


Juano Villafañe es poeta y Director Artístico del Centro Cultural de la Cooperación.

Comentarios de Facebook

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cerrar
Ir a la barra de herramientas