Cultura y espectáculosDestacadas

Los trapos sucios se lavan en casa

Un muerto en el baúl, de Ariel Basile (Editorial Corregidor)

En medio de unas vacaciones familiares en Mar de Ajó, junto a su mujer y su hijo pequeño, Juan descubre que hay un hombre muerto en su baúl. El Negro Giménez, tal el mote de la víctima, no es alguien desconocido para el protagonista. Quien, a partir de allí, empezará un raid por la ciudad balnearia y aledaños para deshacerse del cadáver.

El argumento de la novela es, a las claras, muy sencillo y el lector, entre el título de la misma y las primeras páginas, no demorará en enterarse de que dicha historia es, sin más, un policial tradicional. No obstante, la narración del protagonista, en primera persona, que se corresponde con el presente de la historia, se irá alternando con aquella otra -la del crimen propiamente dicho-, que dará cuenta de los pormenores que llevaron al fatal desenlace de los sucesos acaecidos tiempo atrás.

El lenguaje elegido por su autor, Ariel Basile (escritor y periodista nacido en 1980), reproduce el habla porteña, tanto en sus modismos, como en la constante mención de lugares y costumbres de la ciudad y de la provincia de Buenos Aires. Aunque, la primera parte de la novela se desarrolla entre Mar de Ajó y la ciudad de Buenos Aires -a través de las constantes alusiones a los sucesos que llevaron al punto de partida de la narración principal-, en la segunda, aparece un nuevo escenario que, también, será retratado acabadamente: la villa.

Con una prosa cuidada, prolija y una acertada alternancia entre los tiempos narrativos, la vida de Juan, en apariencia muy similar -en sus costumbres y rutinas- a la de cualquier hombre de mediana edad que vive y trabaja en la ciudad de Buenos Aires, se irá desgajando, poco a poco, hasta dejar entrever algunos secretos. Y, es en este último punto, sin lugar a dudas, donde el relato destaca, porque, además de sorprender constantemente al lector, el discurso atraviesa, en su devenir, distintos tópicos –locales y no tanto- como los supuestos valores de la masculinidad (y el machismo), la relación con los inmigrantes, la constitución de las familias, la sexualidad y las diferencias sociales.

Comentarios de Facebook

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cerrar
Ir a la barra de herramientas