DestacadasNotas de Opinión

Los misterios de La Boca

La vida de Vicente Walter

El barrio de La Boca tiene misterios. Vicente Walter es uno de ellos. Desde Mataderos, aterrizó en un caluroso carnaval boquense para quedarse 40 años en este barrio de la ribera. Su estilo de vida era subversivo. Fue un artista-escultor-albañil que tiñó su obra de la temática popular que linda con lo sublime. Su genialidad estaba equiparada a la del maestro Benito Quinquela Martín. Creó grandes murales de cemento y arena en alto relieve. Su obra respira en el paisaje de los barrios de La Boca, Isla Maciel, Barracas y Quilmes. Realizó más de 400 murales. Su técnica era la de un obrero que usaba cuchara de albañil y balde. Dibujaba y esculpía tridimensionalidad con el cemento fresco, logrando dar vida a las figuras populares. Sus manos eran mágicas, hacían brotar, en las veredas, rostros rogando quimeras, manos yugando nostalgias y torsos sudando querencias lejanas.

Vicente eternizaba escenas cotidianas de trabajo, de barcos y del Riachuelo trocándolos por un plato de comida para él y sus 18 gatos. Era habitué de la cantina Los Amigos, en la calle Olavarría y Necochea. Algunas cantinas, ostentan sus bellos frescos pagados con “morfi”. También, podemos destacar altorrelieves en las fachadas del Bar La Perla, los angelitos del Samovar y la casa de velatorios Cichero. Otros, ya son fantasmas que deambulan por la ciudad.

Ex-cantina La barca de Bachicha. Foto: Maggi Persíncola.

Destacamos el gran friso, de 10 metros por 2 metros, ubicado en la fachada superior de lo que fue la cantina La barca de Bachicha, frente al puente transbordador Nicolás Avellaneda. El Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires tenía por objetivo hacer la casa de cultura Del Sur y una escuela de turismo: proyecto congelado.

La artista escultora Fabiana Valgusti fue su amiga. Ella nos narra que lo acompañaba a trabajar y le cebaba mate. Un hombre amable, reflexivo, interesado por el otro y de gran acción. Lejos del encandilamiento de las luces. “Para él lo importante es que la obra estuviera en la calle, no hacer dinero”, nos cuenta Fabiana. Ella heredó sus herramientas, sus obras pictóricas y el cuadro con el cual la policía cubrió su cuerpo inerte. Falleció en su casa boquense, a fines del 2004.

Desde hace unos años, un grupo de ciudadanas y ciudadanos nos hemos sensibilizado con la obra de Vicente Walter, por lo cual, estamos realizando acciones para cuidarlas y resguardarlas de la desidia y el olvido. En el año 2017, la artista pintora Alejandra Fenochio, con un equipo de trabajo, realizó el documental Cemento Vivo, relevando y recuperando su recuerdo y obra escultórica.

Actualmente, el colectivo Vicente Walter Presente se encuentra trabajando para defender este patrimonio de gran valor artístico, que otorga identidad cultural y barrial. Tenemos proyectado relevar todas las obras e intentar acciones para que las leyes y el Estado protejan este importante patrimonio.

Tomando las palabras de Roberto Artl, exclamamos: “El futuro es nuestro por prepotencia de trabajo”.

¡Vicente Walter, presente, hoy y siempre!

Facebook Vicente presente

Instagram Vicente Walter presente

Foto: Maggi Persíncola.

Maggi Persíncola es actriz, dramaturga, directora, fotógrafa y gestora cultural.

Comentarios de Facebook

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira también

Cerrar
Cerrar
Ir a la barra de herramientas