Cultura y espectáculos

BAFICI: nuevo recorte del Gobierno a la Cultura

El BAFICI (Buenos Aires Festival Internacional de Cine Independiente) es el festival de cine indepediente más importante, masivo y famoso de la Argentina. Por esto mismo, es uno de los más -o el más- grande espacio de exhibición de cine independiente nacional. El mismo, ya lleva veintiún años de existencia -su primera edición fue en 1999- y es realizado por el Ministerio de Cultura de Ciudad de Buenos Aires. En los últimos años, ha venido teniendo diversos recortes por parte del Estado. Pero, este año, cuando se hizo pública la programación, según denuncian las agrupaciones y colectivos culturales del sector audiovsiaul, el recorte se hizo insoslayable e imposible de invisibilizar, a pesar de la enorme publicidad que hizo el Gobierno en sentido contrario. Este año, 2019, el más resonante festival de cine independiente del país tendrá menos películas, menos salas, menos funciones, menos trabajadoras/es y menos invitadas/os. Estos hechos vuelven a poner en evidencia  el modelo neoliberal de achicamiento del Estado que viene desarrollando el Gobierno de Mauricio Macri en nuestro país. Cuya prueba más evidente se dio, en el sector de la cultura, el año pasado, cuando se degradó el Ministerio de Cultura en Secretaría.

Entre las cuestiones que son denunciadas por las agrupaciones culturales en torno al recorte que realiza este año el Gobierno en el BAFICI, es necesario destacar la siguiente: no hay películas argentinas en la Competencia Internacional. Esto es debido a que las películas independientes que nutren la programación del BAFICI se encuentran, cada vez, con menos posibilidades de acceder al fomento del I​NCAA,​ ​Ley de Mecenazgo​,​ becas Fondo Nacional de las Artes y​ el F​ondo Metropolitano,​ y los escasos fondos que reciben son licuados, violentamente, por la devaluación.

En relación al sector de las artes audivisuales, los colectivos culturales reclaman que la carencia de pantallas para exhibir cine independiente argentino es una consecuencia, directa, de las políticas del INCAA​ y la ​Secretaría de Cultura de la Nación,​ que no garantizan el cumplimiento de la ​cuota de pantalla​ para el cine nacional en salas comerciales, no han invertido en sostener ni ampliar la Red de ​Espacios INCAA,​ han recortado el presupuesto de los ​festivales​ de cine en todo el país y han contribuido al deterioro de los ​centros culturales,​ disfinanciándolos o, directamente, clausurándolos. Asimismo, piden, con urgencia, un nuevo plan de fomento para el cine independiente, que sea democrático, federal y de género; una red de salas INCAA a precios populares en todo el país; y una cuota de pantalla del 33% para el cine nacional no distribuido por empresas extranjeras.

Por todo esto, la comunidad audiovisual dice: no al recorte en el BAFICI y en todos los espacios de difusión del cine nacional independiente y nombramiento del Consejo Asesor ya; no a la sub-ejecución del Fondo de Fomento Cinematográfico; NO AL VACIAMIENTO DEL CINE Y LA CULTURA.

 

Comentarios de Facebook

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cerrar
Ir a la barra de herramientas