Política Cultural

Declaración de la Sociedad Argentina de Escritores sobre la crisis de la Industria Editorial Argentina

La Sociedad Argentina de Escritores (SADE), entidad fundada en 1928 por Leopoldo Lugones, Jorge Luis Borges, Arturo Capdevila, Horacio Quiroga, Enrique Banchs, entre otros grandes escritores, y que reúne, en más de setenta Filiales distribuidas en todo el país, a más de 6 mil autoras y autores, se congregó en la ciudad de Villa María, Córdoba, con la presencia de los presidentes y representantes de cada una de ellas. Luego de un intenso debate, los presentes manifestaron su más profunda preocupación por la acuciante situación económica, sin precedentes, que afecta a la Industria del Libro -la cual involucra a editores, libreros, distribuidores, gráficos y escritores- como consecuencia de las desacertadas políticas económicas, culturales, educativas y sociales implementadas en los últimos años, por el gobierno de Cambiemos.

Después de exponer y debatir durante dos jornadas sobre esta manifiesta y acuciante situación, que alcanza a casi todos los actores del país, la entidad ha resuelto exigir a las autoridades nacionales la implementación inmediata de medidas de gobierno que apunten a revertir la penosa actualidad de la Industria del Libro, que afecta a todos sus participantes y que han sufrido, en este último tiempo, la pérdida de miles de puestos de trabajo.

Entre las muchas definiciones a las que se llegó, resaltamos:

  • El inmediato otorgamiento de subsidios y créditos, a tasa blanda, para todas las PyMEs que constituyen la piedra angular de la Industria, expresados en editores, distribuidores, gráficos y libreros.
  • La creación de planes para la compra, en cuotas sin intereses, de libros, revistas, etc., en plazos razonables, que permitan reactivar la alicaída venta de estos productos y que, los mismos, se sostengan en el tiempo.
  • La sanción de los instrumentos necesarios para eximir de impuestos regresivos a la Industria Editorial en su conjunto.
  • La implementación política de los mecanismos que permitan al Congreso Nacional, la aprobación de la Ley de Creación del Instituto del Libro y la Lectura, con estado parlamentario y de todas otras leyes -como la Ley de Recaudación de Derechos Colectivos y la Ley de Protección del Patrimonio Cultural- y otros resortes de este tipo que contribuirán a la reactivación del sector.

Este es un mero resumen las muchas medidas que los miembros de la SADE exigen que se tomen, en forma inmediata, y que afectan, en forma directa o indirecta, a toda la Industria Editorial, de las cuales los escritores son la fuente indispensable de creación y sostén.

Comentarios de Facebook

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cerrar
Ir a la barra de herramientas