DestacadasNotas de OpiniónPolítica Cultural

La lectura y el acceso al libro son derechos que peligran debido a la crisis económica

El objeto libro se ha convertido, con el paso de los siglos, en uno de los mayores vehículos de conocimiento, transmisión cultural, imaginación, creatividad y entretenimiento para la humanidad. Un Estado que no desarrolla políticas públicas para fortalecer su industria editorial, garantizar el acceso a este bien cultural y fomentar la lectura en la sociedad no tiene como objetivos fundamentales el aprendizaje y el desarrollo y difusión de las ciencias y las artes en la sociedad que gobierna.

Por un lado, nos topamos con los datos económicos duros en relación al libro. Las diversas Cámaras del sector dan a conocer el dramático panorama creado por la crisis económica, desatada por las políticas neoliberales del gobierno de Mauricio Macri, y proclaman la necesidad de que el Estado ponga en acción políticas para frenar este estado de malestar. Los datos son realmente alarmantes: la cantidad de ejemplares impresos en el año 2018 cayó un 17% en relación a 2017 y se redujo a un tercio en comparación con 2014. Destacamos que esta enorme disminución en la producción editorial implica, asimismo, que la industria gráfica del país, que imprimía más de 142 millones de ejemplares en 2014, pasó a imprimir 63 millones en 2016, 51 millones en 2017 y, solamente, 43 millones en 2018. Hay que tener en cuenta que la industria del libro es una de las que desarrolla más empleo en el país e, igualmente, más valor agregado.

Por otro aldo, debe considerarse el modo en que afecta la ausencia de políticas públicas potentes en relación al libro en la sociedad. El Estado debe crear, nuevamente, un Plan Nacional de Lectura, que tenga un modo de acción federal, que promueva la lectura y el acceso al libro en los barrios, a través de las bibliotecas populares, y en los jóvenes, a través de las escuelas públicas. Recordemos que el gobierno de Mauricio Macri dio de baja al Plan Nacional de Lectura que venía desarrollando con éxito el gobierno anterior.

Con el fin de contrarrestar las nefastas consecuencias que están produciendo sobre el sector del libro las políticas económicas del gobierno de Mauricio Macri, la Comisión de Cultura de la Cámara de Diputados, presidida por Daniel Filmus, sigue trabajando para la aprobación del proyecto de Ley de Creación del Instituto Nacional del Libro Argentino (INLA), también conocida como Ley del Libro. La misma busca, entre otras cosas, otorgar al Estado herramientas eficientes para promocionar el desarrollo de la industria editorial y la lectura en nuestro país.

Comentarios de Facebook

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cerrar
Ir a la barra de herramientas