Cultura y espectáculosDestacadas

Volvió el cine: BAFICI

Perros, de Kris Niklison

Después de un año, volvemos a sentarnos en una buena butaca, en burbujas, con el olor al viejo celuloide mezclado con los nuevos aires de streaming. Es la Competencia Oficial Americana de Cortometrajes del BAFICI (Buenos Aires Festival Internacional de Cine Independiente), una noche de martes en Belgrano. Los bares de alrededor, llenos, con sus protocolos y con este clásico festival porteño, donde la adultez se refugia frente a la pantalla gigante, casi como en la niñez, soñando con que aparezca el chocolatinero y poder ver -en continuado- la magia de la pantalla grande. Y, así, saber que el cine perdura, resistiendo a las series que detonan la TV.

La emoción se abraza a una industria que, muy de a poquito, regresa a la acción. Actrices, actores, autoras/res, directoras/res, salas, empresas productoras, distribuidoras, equipamientos y servicios. Y todo el personal humano que necesita este arte. Somos criaturas en estado de asombro cuando la pantalla se enciende y nos ilumina ¡Silencio, que empieza la función!

En el centro de la platea, está sentada Kris Niklison, realizadora de Perros. También, actriz, coreógrafa, editora, productora, directora teatral, de fotografía y de cine. Desarrollada como artista integral en Europa, especialmente, trabajando en el Cirque du Soleil y con su propia compañía, en giras internacionales. Con dos películas que anteceden a Perros, curiosamente, dos largos: Diletante, un documental vincular con su madre, y Vergel, una historia de belleza inusual, que, nos permite acompañar un duelo con intensidad y alivio.

Autoridades del BAFICI presentan el ciclo. Pasa al frente, junto a sus colegas, la palabra que define a Perros y a su haSER, ella la nombra: libertad. Y, sin embargo -dice-, mi película no es un canto a la libertad, más bien, es un llamado de atención.

Con una fotografía excitante que recorre los parajes más estériles del desierto de Coqueiro, Municipio de Anagé, Bahía, Brasil, entramos a un lup de amaneceres y atardeceres exquisitamente retratados, donde los personajes intensifican sus mañas, usos y aparejos en un coro de carros, arreos de bueyes y ladridos punzantes, como un llamado que aventura al horror.

Diez días asilados en Coqueiro, permitió construir la maquinaria vincular entre naturaleza y cuerpos. Jornadas de ensayos y adiestramiento campesino que, imaginamos, extenuantes. Gilsergio Botelho, Flora Rocha y Felipe Velozo le ponen cuerpo a esta trama silenciosa de palabras y que, sin dudas, habla por proxemias de planos, tan poéticos como agobiantes, cada vez más a piel, a pelos, a plumas, a saliva, a tierra, a metal.

La humanidad más feroz, un ser sediento, al acecho, monótono, árido y perturbado por sus mandatos: cosificar, reprimir, adueñar y matar. Perros es un clamor urgente de la violencia de género y que advierte sobre otras tantas formas de dominación.

La película Perros estuvo en cartelera en el BAFICI, del 17 al 24 de marzo 2021, con entrada libre y presencial en distintas salas de la CABA. Podés verla online en: https://vivamoscultura.buenosaires.gob.ar/contenido/3291-perros

Comentarios de Facebook

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cerrar
Ir a la barra de herramientas