Con Fervor

El recital de Piazzolla, en Badía & Cía, para disfrutar en cuarentena

En el año 1984, a pocos meses del retorno a la democracia y luego de la oscuridad de una dictadura nefasta, que duró siete años y que dejó un saldo de 30 mil desaparecidos y una guerra que jamás debió ser, Malvinas, volvía la luz. También, por aquellos días y a modo de memoria histórica, aparecía el informe final de la Comisión Nacional sobre la Desaparición de Personas (CONADEP), más conocido como Nunca más. La Comisión fue creada por Raúl Alfonsín el 15 de diciembre de 1983. Tuvo como objetivo esclarecer los hechos sucedidos en el país durante la dictadura militar, instaurada desde el 24 de marzo de 1976, hasta el 10 de diciembre de 1983. Su misión fue la de recibir documentos y denuncias sobre las desapariciones, los secuestros y las torturas acontecidos dentro de aquel período a manos del régimen dictatorial y generar informes, a partir de estos. El informe tuvo resultados satisfactorios, demostrando que la desaparición forzada de personas sí existió y que no habían sido casos aislados.

El Fervor por lo cultura bullía por los poros, en un país que necesitaba, a modo de desahogo, además de Verdad, Memoria y Justicia, algo que llegaría muchos años más tarde: reencontrarse con una vida en libertad, poder gritar a los cuatro vientos lo que, durante la dictadura, era una palabra atragantada: ¡Libertad! Y, al fin de cuentas, eso es la cultura: libertad. Así fue como cines, teatros, estadios, etc, se vieron colmados por recitales de artistas prohibidos por el autoproclamado Proceso de Reorganización Nacional. Pero, no solo estadios, teatros y cines fueron ámbitos para la libertad cultural. Inmediatamente, también, esos nuevos aires llegaron a la televisión argentina. Uno de esos programas fue Badía & Cía. Conducido, justamente, por su creador: Juan Alberto Badía.

Badía, hombre de vasta experiencia radial, beatelmaníaco por excelencia, supo sumar a los distintos géneros artísticos en aquel programa ómnibus, como solían llamarlo, por su extensión de cuatro o cinco horas, en la TV de aquellos días. Allí, Badía nunca dejó por fuera ningún aspecto de la cultura. Siempre, integró, sumó. Creyó en el nivelar hacia arriba. Y fue así que pudimos ver, en Badía & Cía, a Jorge Luís Borges, Ernesto Sábato, Atahualpa Yupanqui, Juan Carlos Baglietto, Víctor Heredia, Jairo, Los Trovadores, León Gieco, Walter Ríos, el Sexteto  Mayor, la Orquesta de Osvaldo Pugliese, al Flaco Spinetta, Fito, Mercedes Sosa, Horacio Guaraní, entre otros. Cuanto podríamos decir de Juan Alberto todos aquellos que tuvimos la posibilidad de conocerlo y de compartir los distintos escenarios que creó para la cultura en la televisión argentina. Siempre, abrió puertas sin importar cartel. Pero, eso sí,  siempre, observando y cuidando la calidad artística.

Hoy, 19 de marzo de 2020, días en donde resulta necesario estar en casa sí o sí, por una pandemia que azota al mundo, requiriéndose, del ciudadano, responsabilidad, empatía y solidaridad, saber que si infrinjo los anuncios del Ministerio de Salud de la Nación y las directivas del señor Presidente de la Nación, no sólo puedo dañarme, sino, que puedo dañar a mi familia, a mis amigos o a mis vecinos, es decir, puedo infligir daño a la sociedad;  viene a cuento conocer de la existencia de diversas formas de pasar ese tiempo, compartiendo en familia, leyendo un libro, jugando a las cartas, informándonos o viendo, a través de la plataforma YouTube, algunos musicales inolvidables.

Y este es el caso al que hago específica mención. Año 1984. Por aquellos días, cuando Astor Piazzolla regresaba a Buenos Aires, luego de haber participado en el Festival de Jazz de Montreal, Juan Alberto Badía puso a disposición del público un encuentro musical de alto nivel, con una duración de una hora, en el programa televisivo Badía & Cía. Recordemos que este hecho, por simple y doméstico que hoy nos parezca, fue posible sólo porque, en esa época, la televisión se encontraba en manos del Estado y que los cinco canales existentes estaban bajo su órbita. Lamentablemente, años más tarde, luego de muchas presiones ejercidas por los medios hegemónicos de siempre y con la llegada del neoliberalismo al Gobierno (Carlos Menem), los canales se privatizaron.

Regresando al recital de Astor Piazzolla en Badía & Cía, trasmitido por el LS85 canal 13,  destacamos que éste se presentó junto a su quinteto, integrado por Pablo Ziegler (piano), Fernando Suárez Paz (violín), Oscar López Ruíz (guitarra eléctrica), Héctor Console  (contrabajo) y Astor Piazzolla (bandoneón, dirección musical, arreglos y composición). Se interpretaron los siguientes temas: Lunfardo, Muerte del ángel, Resurrección del ángel, Tristeza de un doble A, Adiós Nonino, Chin Chin y Otoño porteño. Fue un punto de quiebre la llegada de Astor, en la nueva etapa argentina democrática, que hoy y siempre vale la pena rememorar.

Gracias al Archivo ARMUSA (Archivo Audiovisual de Música Sudamericana), fundado en el año 2016 en el INMCV (Instituto Nacional de Musicología Carlos Vega) y sostenido, luego del 2017, de manera independiente por su fundador y coordinador Claudio Koremblit, podemos volver a ver y a disfrutar ese magistral recital, ofrecido por Astor Piazzolla, en la Televisión Argentina.

Badía & Cía

Producción general: Juan Alberto Badía

Coordinación de producción: Marisa Badía

Producción técnica: Picky Taboada

Producción: Carlos Compagno y Guillermo Quintero

Dirección de cámaras: Jorge Stanzack, Willy Mealla y Oscar Maresca

Producción musical, preservación del VHS, digitalización y coordinación de archivo ARMUSA: Claudio Koremblit.


Carlos Varela es cantor, productor discográfico, artístico, televisivo y radial.