Cultura y espectáculosDestacadas

SM: Sin Miramientos, la filial argentina, se va del país

Cerró sus puertas. Quedamos afuera. A la intemperie. Los doscientos trabajadores, autores e ilustradores. Solitos, mi alma. Con una tristeza que se arrastra por las aulas en las que otro gobierno, hace nomás unos años, con otra gestión, nos repartió, cual mazo de cartas, para que nos abrazaran esas niñas, niños, maestras y bibliotecarias. Libros que fluían en manos ávidas.

Ahora, estamos solos. Nos quedamos sin nuestros compañeritos de catálogo: Liliana Bodoc, Ángeles Durini, Laura Devetach, Iris Rivera, Graciela Montes, Mario Méndez y tantos, tantas y tantes excelentes voces de la literatura infantil. 

En mi pequeño universo, Susana Aime encontró mis Perlas de bruja. Laura Leibiker y Laura Linzuain le dieron forma. Permitieron que “meta la cuchara y diga” la ilustradora: Leicia Gotlibowski. Y recibimos el Alija de Poesía y el destacado en ilustración. Ahora, tengo las perlas desparramadas en el llanto.

Nos queda amucharnos para no seguir perdiendo estos espacios de luz. Aguantar un poco más, que ya se viene la repartida de cartas otra vez. Salir de este laberinto por arriba. Tomar por asalto el ayer, el mañana de los que apuestan por nosotros, por nosotras, por la educación y la cultura. 

Facebook Comments

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cerrar
Ir a la barra de herramientas