DestacadasNotas de OpiniónPolítica Cultural

Juan Carlos Junio: “tenemos grandes esperanzas de triunfar en las elecciones”

El director del Centro Cultural de la Cooperación Floreal Gorini y Secretario del Partido Solidario, nos brindó una entrevista, donde hablamos del panorama electoral, la economía, la libertad de prensa, la cultura y la actualidad del CCC.

Fervor: Hace poco tiempo, Lenin Moreno, presidente de Ecuador, entregó a Julian Assange al Gobierno de Inglaterra ¿Qué opina al respecto, teniendo en cuenta el símbolo que sígnica el creador de Wikileaks, para la libertad de prensa?

Juan Carlos Junio: Wikileaks fue un episodio de carácter universal que desnudó ante la opinión pública, las políticas de las potencias mundiales, principalmente, de Estados Unidos. Perforando la cortina de hierro cultural de este imperialismo, que oculta sus operaciones bélicas y antidemocráticas, para imponer su hegemonía en el mundo. También, relacionado al mundo de las finanzas y las guaridas fiscales.  Por lo tanto, Estados Unidos necesita sancionar esta conducta rebelde, aquel daño que les generó Assange. Por otro lado, la traición de Lenin Moreno, primero a Rafael Correa y, después, a Assange, lo define como un alfil del capitalismo y expone al informático a un grave peligro para su propia vida.

F: La información es una parte vital de la cultura, ¿cómo afecta esto a la Argentina?

J: Visto en la óptica nacional, notamos un gran uso de los medios de comunicación, como un modo de maceramiento de la opinión pública y que, incluso, entre sus distintas estrategias, se pone en juego el uso de los valores por parte de la sociedad. Se implantan valores pro mercado, capitalistas e individualistas. Tal significó este triunfo comunicacional, por parte del Establishment, que lograron trasladarlo al plano electoral. Ciertas expresiones políticas de la derecha conservadora, caso Mauricio Macri, utilizaron esta hegemonía, impuesta desde los valores y lo socio cultural, para llegar a la presidencia. Pero, también, hay que decir que, así como ellos tienen la hegemonía de los medios de comunicación, existen otras fuerzas en la sociedad que disputan estos valores desde una perspectiva contraria, que está en las antípodas a este Gobierno.

F: ¿Cómo se traduce esta lucha desde el Partido Solidario, de cara a las elecciones presidenciales?

J: Nosotros reflejamos valores cooperativos y asociativos, que entienden que cuando lo colectivo puede desplegarse, es muy superior y más humano que el empredurismo individualista que plantea este modelo. Y, en el plano social y político, muchas veces, logramos que se exprese en la lucha política y social y, desde ahí, se libra una batalla cultural y electoral. Gracias a eso, tenemos grandes expectativas de triunfar en las elecciones de octubre.

F: ¿Cómo ve a la sociedad respecto a las luchas por los derechos sociales y la militancia a favor de la interrupción voluntaria del embarazo que se dieron en 2018?

J: En principio, tenemos el honor de que las jóvenes mujeres argentinas, hoy, son la vertiente más importante en el mundo en esta lucha por la IVE (Interrupción Voluntaria del Embarazo). Sí, creo que hay un cambio importante. Pero, me remonto a marzo de 2017, donde yo hice una nota sobre ese mes, ya que tuvimos un Día de la Mujer muy importante, un Día de la Memoria, Verdad y Justicia y una movilización docente, que fueron muy grandes, además, de la movilización de la CGT. Yo diría que, desde 2017, empezó a haber una real resistencia, sobre todo, después de la reforma previsional de diciembre, que dejó una herida en la opinión pública sobre el Gobierno de Macri, que nunca más se detuvo. Algunos de nosotros dijimos que esto fue una bisagra, todo lo que ocurrió ese día, la represión a los manifestantes y legisladores y el cacerolazo de la noche, generó una gran desilusión en aquellos que le creyeron y las encuestas jamás detuvieron su caída.

F: Respecto a esta caída en la imagen de Macri, se pide desde el pueblo la unidad de la oposición para ganar las elecciones ¿Lo ve factible?

J: Si, lo veo muy posible. Porque creo que, en los últimos meses, ya hay elementos importantes de este proceso de unión, si bien es más compleja que la unidad de la derecha, que se basa en intereses económicos. En el campo nacional y popular se ponen en discusión los valores éticos y morales, ideales y de visión del país. Pero, veo que hay avances notables. Se vio en la elección de Entre Ríos, San Juan, se verá en Santa Fe, Buenos Aires y en el país. Lo más importante en esta unidad, que consideramos vital, es brindar una propuesta a la sociedad, cargada de ideas, promesas y compromisos sobre qué queremos hacer y que no. Ese es el elemento fundamental para la unión del campo nacional y popular.

Claudio Mangifesta, La justicia está fallando.
Claudio Mangifesta, La justicia está fallando.

F: ¿Estados Unidos, siempre, buscará interferir en América Latina?

J: Si fuera por Estados Unidos, nunca va a terminar. Se lo propusieron con la Doctrina Monroe y lo trataron de imponer desde entonces. Sin embargo, la resistencia de la Cuba de Fidel Castro, la Patria Grande conformada por Hugo Chávez, Lula Da Silva, Néstor Kirchner y Rafael Correa, demuestra que se puede luchar ante esto. Sin embargo, pese a los golpes que fueron la victoria de Macri en Argentina, la destitución de Dilma y la victoria de Bolsonaro, la traición de Lenin Moreno a Rafael Correa y los embates a Venezuela, creo que esa nueva hegemonía puede ser, nuevamente, derrotada. Porque la propuesta económica de este imperialismo y sus gobiernos locales, no tienen plafón en la sociedad, de restricciones a los salarios, de violencia, de destrucción del tejido social y derechos de género ¿Cuánto puede durar desde el consenso? Creo que la elección en Argentina es una gran esperanza para el continente, junto con la realidad de México, pueden hacernos salir de este invierno y llevarnos nuevamente a la primavera.

F: Cumple quince años como director del Centro Cultural de la Cooperación Floreal Gorini ¿Cómo se siente con el progreso que tuvo el centro en estos años?

J: Tenemos un compromiso pasional, desde su fundación, que imaginó Floreal Gorini, quien fue director dos años, hasta que falleció. Él soñó con que sea un polo de la cultura de la ciudad, nacional y continental y nosotros lo estamos logrando. Ya que lo vemos como una caja de resonancia, tanto en las áreas artísticas, como en las ciencias sociales. Tenemos ya veintiocho disciplinas, como el teatro, el títere, la danza, la economía, la historia, el cooperativismo, la educación y tantas más. Por el Centro Cultural pasan 130 mil personas por año, el prestigio de nuestra propuesta cultural es muy grande. Muchísimas disciplinas de las Ciencias Sociales participan, constantemente, en nuestras salas, con charlas, debates, congresos y jornadas.

F: ¿Cómo ve la función de los directivos, docentes y alumnos que participan del Centro?

J: Se fue consolidando al paso de estos tres lustros, una nueva generación de jóvenes intelectuales y artistas, con una formación y pensamiento lógico de la ideología que pregonamos, desde un lugar cooperativista, progresista, de izquierda, que incluye a su interior una diversidad al cabo de su paradigma, que posibilita debates muy amplios. Desde ese punto de vista, podemos decir que los puntos fundacionales se van cumpliendo. Hay ya una gran camada que tomó protagonismo en sus ámbitos, participando de partidos políticos, organizaciones gremiales, ejerciendo la docencia, todo con un fuerte compromiso y una gran identidad reflejada en nuestras bases.

F: ¿Vivimos en una democracia plena?

J: Respecto a la actualidad, lo que hay que ver es el carácter de la democracia, porque, en estos partidos de derecha, propios del capitalismo, es típico no entender qué son espacios democráticos. La misma es vulnerada cuando comienzan a haber contradicciones de intereses económicos y políticos. Todos estos mecanismos de recortes a la democracia, de coerción y corrupción de buena parte del poder judicial, quebrantan la división de poderes, extorsionando ciudadanos, manipulando todo lo que pueden la próxima elección. Todo lo que estamos viendo con este gobierno de derecha, que tiene legitimidad de origen, pero, no es una derecha democrática, porque, apela a todas las cuestiones anti democráticas en función de mantener su poder y el poder económico que la trasciende. En realidad la democracia plena, sólo, la puede desarrollar un gobierno que tenga un fuerte arraigo en la sociedad y en el pueblo y reciba el aliento y el control de los mismos. No son las minorías oligárquicas las que aseguran la democracia. Quien puede mejorar la democracia, la política, es el pueblo, con su protagonismo en la calle y la participación en temas de injerencia popular.

F: ¿Qué se debe hacer en un eventual próximo gobierno nacional y popular?

J: Tenemos que tener una fuerte política de redistribución del ingreso, necesitamos mejorar rápidamente los salarios, jubilaciones y la AUH (Asignación Universal por Hijo), para reactivar el consumo, la demanda y actividad de las PYMES. Para eso, se necesita un gobierno interesado y activo que regule la economía y las grandes corporaciones; para regular los precios y, además, asigne la riqueza que genera el conjunto de la sociedad. Reasignar riqueza quiere decir aplicar mucho más a la inversión social, en materias de salud, educación, ciencia y tecnología y, también, tarifas, que se correspondan con los ingresos de los trabajadores y que tengan subsidio del gobierno, como tenían antes. Tener un Estado presente. Defender nuestra soberanía, nuestros recursos naturales, nuestra minería, el petróleo y fuentes energéticas. Todo en favor del pueblo. Tenemos que salir de esta órbita de las grandes potencias capitalistas y volver a refundar una articulación con los países de la región y, desde allí, construir las relaciones políticas y comerciales autónomas con todos los países del mundo, defendiendo nuestros intereses, nuestra industria y nuestro comercio y productores.

F: ¿Y con la deuda y el valor del dólar?

J: Respecto a la deuda monstruosa que nos dejan, hay que revisarla, no podemos seguir pagando la deuda y sus intereses. Además, hay que evitar las condicionalidades del Fondo Monetario Internacional que, a costa de la reducción del gasto público y de la suba de impuestos al pueblo, busca cobrar la exorbitante cifra que le prestó a este Gobierno. En cuanto al dólar, que es un bien escaso en nuestro país, tiene que haber regulaciones y valoración de nuestra moneda, porque necesitamos los dólares para desarrollar el país.

Facebook Comments

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira también

Cerrar
Cerrar
Ir a la barra de herramientas