Cultura y espectáculosDestacadas

Homenaje a Breve cielo, el gran film de David Kohon

Nos encontramos para homenajear, recordar y reflexionar acerca de la obra de David Kohon, que fue un gran guionista y director de cine argentino y, sobre todo, un artista comprometido con nuestra sociedad. Además, esta actividad será una gran excusa para vernos a la cara, conversar y seguir tejiendo el entramado de las redes.
Convocamos desde el Centro Cultural El Puente, el Museo Comunitario Isla Maciel y el proyecto UBACyT Memoria Visual de Buenos Aires (acreditado en el Instituto de Arte Americano e Investigaciones Estéticas Mario J. Buschiazzo, FADU, UBA) e invitamos a la exhibición de la película Breve Cielo de David José Kohon, el día sábado 7 de septiembre a las15hs., en el Museo Comunitario Isla Maciel, ubicado en la calle Rivas, entre Tres de Febrero y Vieytes, Avellaneda. La entrada será libre y gratuita. Participará, con su presencia, uno de sus protagonistas, la actriz Ana María Picchio. Con quien, previamente,  cruzaremos el Puente Nicolás Avellaneda (el punto de encuentro será en la Avenida Pedro de Mendoza 1525, CABA, a las 14,30hs.).
Este año se cumplen cincuenta años de la realización de la película Breve cielo. Filmada en escenografías naturales, como el Puente Nicolás Avellaneda. Su temática plantea la problemática social y clasista de dos seres que se encuentran, por un breve tiempo, y construyen un cielo amoroso, que dura lo que dura una pompa de jabón.
En principio, la idea de es cruzar el Puente Nicolas Avellaneda, desde La Boca hacia la isla Maciel, para reconocer el escenario del film, mientras escuchamos las anécdotas de la actriz Ana María Picchio. Pretendemos, así, revalorar la función del Puente como un cruce real y simbólico de intercambio de ambas orillas, de la Capital a la Provincia y viceversa. Temática argumental que, desde una estética original, plantea David Kohon en su film, mostrando los tabúes, los miedos y los prejuicios  que se alimentan de la ignorancia. Recursos usados, actualmente, por los agentes neoliberales, que provocan los  desencuentros, la desinformación y la tergiversación de los mensajes, para nublar, ocultar y manipular sus nefastas intenciones.

Encontrarse es un hecho subversivo. Hoy, quizás, este homenaje nos brinde la oportunidad para el debate, la conversación, la alegría y el abrazo. Abrazo de dos orillas que se unieron hace 50 años y que,  hoy, mágicamente lograremos vivirlo, recrearlo y soñarlo. Ser artífices de nuestras vidas, tomar al toro por las astas y ser actores inmersos en una sociedad que lucha y defiende sus ideales.

Es tiempo de micro-revoluciones. De decir y hacer.

Dos orillas se unen a la luz de del cielo de Kohon.

Facebook Comments

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cerrar
Ir a la barra de herramientas