Cultura y espectáculosDestacadasNotas de Opinión

Asociación Argentina de Espectadores de Teatro y Artes Escénicas

Nuevos aires recorren la Argentina teatral: el sábado 20 de julio del corriente año se fundó la Asociación Argentina de Espectadores de Teatro y Artes Escénicas (AETAE), que busca atender necesidades del desarrollo del campo teatral, con sede en el Centro Cultural de la Cooperación Floreal Gorini (Av. Corrientes 1543, CABA). Uno de los aspectos que se ha puesto en primer plano en los últimos años, tanto en la teoría teatral como en la gestión y políticas culturales, es el lugar del espectador y su protagonismo en la constitución de acontecimientos culturales. La formación y estimulación de audiencias, hoy, es atendida por organismos privados y públicos. Por otra parte, se ha destacado que el espectador contemporáneo es, hoy, más activo, gracias al empoderamiento de los medios digitales y la pauperización de la crítica profesional. Se trata de un espectador participativo y multiplicador que produce discurso crítico, analítico y filosófico a través de blogs, facebook, twitter, instagram o desde el boca-en-boca. Hoy, se reconoce al espectador y sus recomendaciones desinteresadas como el auténtico motor que impulsa la asistencia de público a las salas. Si algo destaca a Buenos Aires es la cantidad y calidad de público que asiste a sus espectáculos teatrales. Buenos Aires cuenta, además, desde hace 19 años, con una Escuela de Espectadores, con 340 alumnos en sala y una lista de espera que supera el millar. Sin embargo, el público ha sido el gran ausente, la gran omisión en las historias teatrales y en la investigación y, recién hoy, empieza a ser considerado en su relevancia. Es llamativo que, en la Argentina, existían asociaciones de actores (Asociación Argentina de Actores, AAA), de dramaturgos (ARGENTORES), de directores (Asociación de Profesionales de la Dirección Escénica, APDEA), pero no de espectadores, siendo éstos parte fundamental del acontecimiento teatral.

La AETAE tendrá como finalidad, según sus estatutos aprobados en asamblea, constituirse en referencia institucional de los intereses de los espectadores de teatro y artes escénicas; problematizar aquellas cuestiones que permitan el crecimiento de las audiencias teatrales; estimular su formación; favorecer la creación de escuelas de espectadores; obtener beneficios para su acercamiento a las obras teatrales; producir teoría, investigación e historia sobre el público y los espectadores; realizar publicaciones específicas; dialogar con otras instituciones hermanas o semejantes.

Facebook Comments

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cerrar
Ir a la barra de herramientas